Vino

El color del vino ¿Qué factores influyen en el color del vino?

El color del vino ¿Qué factores influyen en el color del vino?

Es de destacar, que al momento de degustar un buen vino la imagen que este proyecte será muy importante. Y es que en esta primera impresión, podrás apreciar la intensidad de su color, factor imprescindible al momento de catarlo. 

En este post, conocerás que factores influyen en el color de vino, tales como: Los tipos de uvas que se emplean, como es el proceso de elaboración del vino, y además,  el tipo de clima y zona donde se producen los mismos. Conoce los detalles a continuación…

Factores que determinan el color del vino

El color del vino se ve determinado por diversos factores, y estos son: 

  • El tipo de uva
    • Los diferentes procesos de elaboración del vino
    • El clima al cual se ven sometidas las cosechas de uvas
  • La zona donde se cosechan las uvas y se produce el vino

Estos factores podrán aportar información valiosa, acerca de la calidad de los vinos, al momento de realizar la cata.

Vinos tintos

Estos tipos de vinos son los que tienen mayor intensidad de color. Se originan a partir de los antocianos y los taninos. Respecto a los antocianos, los mismos se encuentran localizados en la piel de la uva y tienen diversas tonalidades azules, rojas y violetas. 

No obstante, los taninos se encuentran localizados en la piel, semillas y raspones de la uva. Estos al combinarse con los antocianos, le darán firmeza y estabilidad al color del vino.

Por consiguiente:

  • La cantidad de antocianos aumentará, en la medida que se dé la madurez adecuada del vino. Es decir, cuando se ejecuta una intensa maceración con los hollejos y el mosto, la intensidad del color del vino será alta.
  • Cuando los radicales libres del vino se pierden por el oxígeno, el color del mismo podría ir desde el purpura (vinos jóvenes), hasta un color teja (vino de gran consumo).

Según la variedad de uva:

Entre los vinos tintos se encuentran vinos de color más intenso o alto, los cuales son:

  • Garnacha Tintorera
    • Cabernet
  • Sauvignon
  • El Tempranillo o Syrah

Es necesario aclarar, que el Garnacha Tintorera también origina tipos de vinos de capas bajas y ligeras.

Proceso de elaboración:

La elaboración es el aspecto central para conseguir el color de vino deseado. Por tal razón, si un vino se elabora y rápidamente se efectúa su embotellamiento, este será un vino joven el cual puede tener un intenso color violáceo o púrpura.

Pero si el vino tiene su crianza en las respectivas barricas y botellas, obtendrá una mayor oxigenación y esta influirá en su color. En ese sentido, tenderá a 

 

 

adquirir tonalidades cerezas y rojas. También, cuando la crianza del vino se alarga demasiado, su color rojizo pierde intensidad transformándose en color teja.

Factor clima:

Es importante destacar, que el clima es un factor primordial, ya que el sol y la lluvia determinarán en la piel y pulpa de la uva la cantidad de polifenoles. Estos últimos harán que el color del vino sea intenso y profundo. 

Zona de producción

La altura del terreno donde se localiza el viñedo, la dirección del mismo y los cambios de temperatura existentes en la zona de producción, serán determinantes en el aumento de la concentración de antocianos. 

Por tal razón, existen diversas variedades de Garnacha Tinta de capa media en zonas de España, como Navarra. También, se encuentran concentraciones o capas altas de antocianos en Méntridas.

Vinos Rosados

La elaboración tanto de los vinos rosados como los vinos blancos es similar. Esto se debe a que se les ejecuta una fermentación en tanque, pero sin hollejos. La diferencia radica, en que a los vinos blancos se les macera la piel de la uva con el mosto durante pocas horas.

Evolución del color en los rosados

Los vinos rosados tienen una evolución en su color mucho más rápida que la de los vinos tintos. Esto ocurre, debido a que los vinos rosados requieren una cantidad menor de antocianos, donde el vino será altamente afectado por el proceso de oxidación.

Por consiguiente, los vinos que se exponen a largas maceraciones dan como resultado colores rosados intensos, purpuras y violáceos. Y las maceraciones de corta duración, producirán vinos de color rosa pálido o ligero.

Variedad

Respecto a la variedad, se tienen:

  • Syrah y Bobal: Estos vinos rosados son vinos potentes e intensos
  • Tempranillo o Garnachas: Son vinos de color rosado ligero (rosados delicados)

Clima, zona y elaboración

Dependiendo de la zona de producción de la uva, el clima a la cual están expuestas y su forma de elaboración, se originaran vinos de tonos menos intensos o más intensos.  Tal es el caso de las bodegas:

  • Hiriart en Cigales: Esta bodega produce vinos de colores medianamente intensos.
  • Malacuera: La cual elabora un Clarete de Tempranillo, y un Albillo de color intenso y suave boca.

Vinos Blancos

Los aspectos más relevantes respecto al color de este tipo de vinos, son los siguientes:

    • Cuando el vino no tiene crianza, es decir, es muy joven suele tener colores verdosos muy llamativos. Entre estos se encuentra el Verdejo de la Bodega Estancia Piedra.
    • Los vinos amarillos claros y brillantes, son los conocidos vinos gallegos. El Albariño es un ejemplo de estos.
    • Los vinos que son criados en madera o lías, adquieren un color dorado. Tal es el caso de los Cavas Mascaro (Cava Pure). 
    • Se tienen también los vinos generosos y finos, los cuales son de color ámbar. Este color se debe a que son vinos de crianza larga en barricas de madera (fermentación biológica). Como ejemplo de estos, se tiene el Fino los Amigos, producido en las Bodegas Pérez Barquero.
  • También, se encuentran los vinos dulces, como: El vino de naranja de las Bodegas Sauci y el Pedro Ximénez de las Bodegas Oliveros, originarios de Huelva. Este tipo de vinos son de color caoba, debido a una crianza larga en barricas de madera.

 

Deja una respuesta