Vino

Cómo disfrutar el Laya 2019 de D.O.P. Almansa

La D.O.P Almansa es bastante desconocida, pero, sin duda, está abriéndose paso gracias al buen hacer de sus bodegas. Un ejemplo de ello es el vino Laya 2019, un tinto joven que se está haciendo un hueco en el mercado y que, además, cuenta con un precio muy atractivo.

La denominación de origen

Aunque algo desconocida para el gran público, la denominación de origen Almansa data del año 1966 y cuenta con más de 7118 hectáreas dedicadas al cultivo de viñedos. Está compuesta por doce bodegas y 750 viticultores.

La zona geográfica que conforma esta denominación es un altiplano conocido como el corredor de Almansa. Las parcelas de cultivo se encuentran repartidas en ocho municipios de la zona.

Las dos uvas autóctonas que se cultivan son la garnacha tintorera y la monastrell, pero también se pueden encontrar otras variedades como tempranillo o merlot. Gracias a las diferentes uvas que se cultivan, la denominación cuenta con blancos y tintos, desde jóvenes a reservas.

El Laya 2019

El vino Laya 2019 está elaborado por Bodegas Atalaya en Almansa, en la provincia de Albacete, y se trata de uno de los mejores vinos de Almansa. A continuación, vamos a conocer un poco más sobre su composición y proceso de elaboración.

Para su preparación se utilizan dos variedades de uva: garnacha tintorera en un 70% y monastrell en un 30%. Los viñedos de los que se obtiene la uva son viñedos viejos de ambas variedades, situados entre 700 y 1000 metros de altura. Plantados sobre un suelo calizo, este le aporta un sabor característico al vino.

Para lograr un gran vino, también es fundamental el clima. En este caso hablamos de uno continental, de bajas precipitaciones, lo que, unido a un suelo de fertilidad baja, genera una alta calidad del fruto. Esto provoca una mayor concentración de color y aroma en el caldo.

Las uvas se fermentan de manera separada en depósitos de acero inoxidable. Para terminar la elaboración, el vino se somete a un proceso de crianza de cuatro meses. Para ello, se utiliza barrica de roble francés que aporta matices al sabor final. La graduación de este vino es del 14%.

La cata del vino Laya

A la hora de realizar la cata, podemos identificar un color rojo picota intenso y cubierto. En nariz se pueden detectar frutas maduras y notas florales. Es elegante, fresco y complejo, sin duda, un gran resultado.

Por último, en boca la entrada es fresca y agradable. Enseguida se detectan los taninos dulces y juveniles, que generan un paso equilibrado, untuoso y envolvente. Para terminar, nada mejor que un largo final.

Maridaje

A la hora de acompañar un plato con este vino tienes que saber que se deja maridar especialmente bien con todo tipo de comidas.

Los arroces melosos o de caza son un gran plato para acompañarlo y disfrutar de su originalidad en boca. Las legumbres estofadas y cualquier tipo de plato de caza también son buenas elecciones.

Quizás te sorprenda un poco saber que, gracias a su untuosidad, marida perfectamente con pescados y mariscos que se sirvan en salsa. Pero una de las mejores opciones son dos clásicos para el vino tinto: los quesos curados y azules y, por supuesto, las carnes a la plancha o parrilla.

También puedes maridarlo con un plato tradicional de la zona, como los gazpachos manchegos, un guiso elaborado con carne de caza. ¡Combinan perfectamente y podrás disfrutar de una experiencia gastronómica completa de la región!

Para sacarle el máximo provecho, es ideal que lo consumas a una temperatura de 15 grados.

Sin lugar a dudas, estamos ante un tinto joven de D.O.P. Almansa que cuenta con una buena capacidad de maridaje y un sabor en boca, catalogado de sorprendente. Todo ello lo convierte en una gran elección para tus comidas o cenas.

Puedes encontrar este vino y mucho mas en nuestra sección de vinos.

Deja una respuesta