Vino

¿Conoces el Vino Frizzante?

Descubre todo sobre este tipo de
vino
El vino es una bebida milenaria que continúa siendo parte de la tradición gastronómica en gran
parte de Europa y el mundo, brindando placer a los paladares más exigentes.
Con el pasar del tiempo, el vino ha evolucionado, volviéndose más sofisticado, con altos
estándares de calidad y, exquisitos aromas y sabores, en su gran mayoría. Inclusive, en la
actualidad, existen vinos para casi cualquier capricho enológico.
Sin duda, el vino tinto es el rey indiscutible de una larga generación de bebidas provenientes de la
fermentación del mosto de la uva; pero existen otras opciones que no dejan de presentarse
seductoras y muy interesantes.
El Vino Frizzante es una muestra de ello. Se trata de un vino fresco y afrutado, que suma a su
delicadeza las características de brindar un agradable aroma y mucha ligereza ¿Quieres probarlo?

Frizzante, la mejor compañía del verano

Para profundizar sobre este vino, debemos comenzar por el origen de su nombre, pues Frizzante
es una palabra italiana por la cual se denominan los vinos burbujeantes. Pertenecen a los “vinos
de aguja”, pues generalmente incluyen gas carbónico disuelto para conseguir así las anheladas
burbujas.
En este sentido, el Vino Frizzante también puede ser elaborado mediante un proceso de
fermentación común, para conseguir el gas carbónico de forma natural. Sin embargo, este
proceso es relativamente corto, alcanzando, en promedio, unos nueve meses. Por esta razón suele
clasificarse entre los “vinos jóvenes”.
Cabe destacar que esta “juventud”, lejos de ser una desventaja, aporta características muy
atractivas al vino; pues el resultado final es una bebida muy fresca, con la cantidad adecuada de
acidez y azúcar residuales para el máximo disfrute del catador.

¿Cómo elegir mi vino Frizzante?

Los vinos Frizzantes suelen ser blancos o rosados, aunque también pueden hallarse tintos de este
tipo. Por su parte, su grado de alcohol es considerablemente bajo, oscilando entre los 5 y 10
grados; siendo ideales para épocas de mucho calor.

Pero a la hora de seleccionar el más adecuado, existen muchas formas de clasificar a los vinos
Frizzantes. Una de las formas más comunes es a través de su contenido de azúcar residual.
Recordemos que el azúcar es un ingrediente determinante en el proceso de fermentación y
posterior calidad de cualquier vino; y con el Frizzante no podía ser diferente. En normas generales,
pueden clasificarse de la siguiente manera:
 Brut Nature: entre 0 y 3 g/l
 Extra Brut: hasta 6 g/l
 Brut: hasta 15 g/l
 Extra Seco: entre 12 y 20 g/l
 Seco: entre 17 y 35 g/l
 Semiseco: entre 33 y 50 g/l
 Dulce: más de 50 g/l

Solo basta con leer la etiqueta de la botella, para conocer la cantidad de azúcar residual en el Vino
Frizzante de tu preferencia.

Cómo tomar Vino Frizzante
Lo primero que debes saber es que el Frizzante es un tipo de vino “descomplicado”, que puedes
tomar entre amigos para disfrutar en una tarde de calor, sin mayores formalidades.
Pero, de igual manera, será necesario seguir algunas mínimas recomendaciones para degustarlo
en toda su plenitud. Para empezar, debe servirse sin hielo, a unos 6 u 8 grados,
aproximadamente; e incluso un poco menos. De esta forma se conservan sus características por
más tiempo.
Ahora bien, es el turno de las copas ¿Cuál debes elegir? Evidentemente no suele usarse una copa
de vino tinto para tomar Frizzante, pues su composición misma así lo exige. Las copas más
utilizadas son Vintage, Tulipán y Flauta. De preferencia esta última, pues acentúa su textura y
concentra los aromas.

Maridaje con Vinos Frizzantes ¡Fascinante!
Hace apenas pocos años, los Frizzantes no gozaban de buena popularidad en España, pues se les
consideraba de baja calidad (reforzado por su bajo precio). Sin embargo, este vino sube como sus
burbujas y ahora está más firme que nunca en la vida de los españoles y europeos, en general.
Por esta razón, el maridaje con Frizzante es perfecto en combinación con entradas, aperitivos,
tapas o postres. ¿Ya quieres probarlo? Aprovecha el verano para disfrutar de sus delicadas notas
aromáticas y no dejes que nadie te lo cuente ¡A brindar! Y qué empiece la cata.

Deja una respuesta