Ginebra, Ron, Vino, Vodka, Whisky

5 bebidas destiladas que debes conocer

5 bebidas destiladas que debes conocer

 

Es muy probable que en algún momento de tu vida, mientras saboreabas una bebida alcohólica, te hayas hecho la siguiente pregunta: ¿cómo se elabora?

 

Si en tu copa lo que había era vino, entonces tienes que saber que se trata de una bebida fermentada. Pero si era algo más potente, como whisky, ginebra, ron o vodka, entonces se trata de una bebida destilada.

 

La diferencia en el proceso de elaboración entre una y otra bebida es que la fermentación es el paso previo a la destilación. Veamos algunos ejemplos

 

Vino

 

Ya hemos mencionado que estos caldos, que proceden del zumo de la uva, también llamado mosto, sufren un proceso de fermentación. Es en el momento en el que el mosto está en reposo, normalmente en cubas, cuando el azúcar procedente de la fruta se convierte en alcohol etílico. Esto es posible gracias a las levaduras y el nombre técnico se conoce como fermentación alcohólica.

 

Existen los vinos monovarietales, que están elaborados con una sola variedad de uva, y los varietales, que emplean más de una. Por otro lado, hay vinos tintos, blancos y rosados; estos últimos contienen una mezcla de las dos uvas anteriores: tintas y blancas.

 

Respecto de las uvas, la lista de opciones es muy grande y sus cruces han dado lugar a nuevas variedades. Por citar algunas: garnacha, cariñena, macabeo, syrah, tempranillo, merlot, verdejo o godello.

 

Whisky

 

Para obtener whisky debemos destilar malta fermentada, que puede ser de trigo, maíz, centeno o cebada. Después, el líquido resultante se deja reposar para que envejezca si bien este paso en el proceso de elaboración se conoce como añejamiento.

 

Por lo general, esta bebida se guarda en cubas de madera, que le van a aportar a la bebida todo el sabor, aroma y color que, finalmente, vamos a encontrar en la botella. Los expertos recomiendan el uso de madera de roble para que cuaje con éxito.

 

Suele tomarse solo, sin hielo ni otra bebida, o con un chorro de agua fresca.

 

Como nota a mayores diremos que los escoceses son los grandes productores, históricamente, de esta bebida, pero de un tiempo a esta parte en Japón se han puesto manos a la obra para desbancarlos. Y en algunos momentos lo han conseguido con bebidas de primer nivel.

 

Ginebra

 

Para esta bebida se necesitan enebros, una planta leñosa de la que brotan unas bayas del mismo nombre: enebros. Después, y especialmente en los últimos años, en los que el gin-tonic se ha convertido en la bebida de referencia para toda una generación, se añaden los matices florales y/o aromas que cada productor desee.

 

Así, en el mercado se pueden encontrar desde ginebras con sabores cítricos, como el limón o el pomelo; ginebras con toques herbales, como el pepino o la albahaca; ginebras florales, con marcado acento a lavanda; ginebras afrutadas que recuerdan a la fresa o a la guayaba y ginebras especiadas.

 

Por si la clasificación no fuese suficiente, a las ginebras clásicas, que podemos identificar normalmente porque llevan el apellido dry en la etiqueta, y que significa seco en inglés, hay que añadir las ginebras envejecidas.

 

Ron

 

Siempre se ha dicho que esta era la bebida pirata por excelencia y aunque no estamos en disposición de confirmarlo, sí podemos decir que la producción se centra, principalmente, en países caribeños. No los únicos, ojo, que en España, por ejemplo en Canarias, elaboran este licor espirituoso.

 

El ron se obtiene a partir de la fermentación, primero, y destilación, después, de la caña de azúcar. Es en concreto la melaza, que se produce en el refinado del azúcar, el líquido que se utiliza para conseguir el ron. Gracias a eso cuenta con un sabor dulce muy característico.

 

Después, para aportar diferentes matices, se añeja en barriles de madera.

 

La clasificación de esta bebida es bastante compleja y hay muchas variedades. Por simplificar: ron blanco – no está envejecido –, ron añejo – más de un año de añejamiento – y ron viejo – a partir de 3 años de envejecimiento –.

 

Vodka

 

El centeno, la patata, la remolacha o el trigo, todos ellos ricos en almidón, sirven de base para conseguir esta bebida. Es a través de la fermentación cuando se obtiene el azúcar procedente de esos granos para, después, ser destilada y reducir la alta cantidad de alcohol.

 

En caso de no destilarse, la graduación sería altísima, por encima del 80%, Es por eso que los productores pueden llevar a cabo varias destilaciones con el fin de no comercializar un licor demasiado potente.

 

Las tendencias también han influido en la elaboración de esta bebida en los últimos años. A los vodkas más clásicos, incoloros y casi insípidos, se les han unido variedades con toques frutales, aromáticos y especiados.

 

Beberla a palo seco puede hacerte hablar ruso en dos tragos.

Deja una respuesta